El trabajo osteopático en recién nacidos es una disciplina inócua para el niño, conocida por su eficacia y prevención.

La osteopatía pediátrica es una terapia que se aplica tanto en bebés como en niños como a medida de prevención y tratamiento de diferentes patologías. Se tratan de técnicas suaves e inocuas, carentes de contraindicaciones, que permiten la armonía de todo el sistema craneal, estructural y visceral de nuestros bebes, permitiendo un correcto estado de salud.

Durante la gestación, el cuerpo de la madre se adapta al crecimiento del bebé, pero una asimetría en los tejidos que rodea la pelvis materna, pueden provocar pequeñas alteraciones en la cabeza del neonato, ya que se trata de un cráneo muy maleable, que hasta los dos años de edad no termina de osificarse. Las distintas presiones ejercidas durante la gestación o parto (a través de fórceps, ventosas, espátulas, presiones de la parrilla costal materna…) pueden generar pequeñas deformidades en las fontanelas del bebé, que de no tratarlas, pueden ocasionar compensaciones futuras tales como alteraciones digestivas, alteraciones de la visión, alteraciones de la oclusión, escoliosis o rotaciones de cadera y pies entre otras.

LESIONES FRECUENTES EN EL BEBE- NIÑO:

  • Cólico del lactante.

  • Reflujos.

  • Plagiocefalias.

  • Tortícolis congénita.

  • Otitis de repetición.

  • Obstrucción del lacrimal.

  • Alteración del sueño.

  • Alteraciones en la marcha.

  • Escoliosis

alba-bar-pediatria-1
alba-bar-pediatria-2
alba-bar-pediatria-3
alba-bar-pediatria-4
alba-bar-pediatria-5